NVIDIA pone a la venta su GeForce RTX 4090 edición fundador el próximo 12 de octubre, aunque es también cuando se pondrán en circulación las RTX 4090 de sus socios fabricantes. Estas tardarán algo más en llegar a las tiendas. La ventaja que tienen es que son modelos personalizados, con mejor capacidad de subida, aunque el sistema de refrigeración de la RTX 4090 edición fundador es bastante bueno. Pero con una mayor capacidad de sobrefrecuencia llega la necesidad de mejores fuentes de alimentación.

Oficialmente la RTX 4090 precisa de una fuente de alimentación de 850 W, teniendo en cuenta que NVIDIA ha indicado que el sistema de alimentación de la tarjeta se ha revisado para no tener picos de consumo instantáneo tan altos y para asegurar una alimentación más estable, con una señal con menos rizado. Eso no quita el hecho de que algunos fabricantes puedan recortar costes o que incluyan mejoras.

Por ejemplo, las ROG Strix OC de ASUS, Aorus Master de Gigabyte y las AMP Extreme y Trinity de Zotac pedirán una fuente de 1000 W. En la parte más alta se encontrará la Gamerock OC de Palit pidiendo 1200 W. La cuestión será asegurarse de que la tarjeta gráfica no tiene problemas de alimentación, a pesar de que el consumo en carga será de 450 vatios con las frecuencias de referencia. Es posible que tenga que ver con el conversor de tres PCIe de ocho pines a un PCIe 5 de dieciséis pines que incluye la tarjeta, pero la compañía no ha dicho el porqué.

Vía:
Tom’s Hardware.