El lanzamiento de la consola portátil de Steam ha hecho que muchas personas crean que los de Valve son los primeros en lanzar este tipo de dispositivo y, lo cierto, es que esto no es así. Las consolas portátiles con Windows están a la orden del día y, de hecho, hay muchas opciones entre las que elegir aparte de la nueva consola de los creadores de Half Life.

La Steam Deck es una consola que se lanzó a un precio bastante interesante y, es que, por 549 euros en su modelo con 256 GB tienes una de las consolas más potentes del momento y que brindan la posibilidad de jugar a cualquier tipo de título de ordenador en la palma de tu mano, pero no es la única que puede ofrecer esto.

De hecho, hay muchas más opciones en el mercado que son más potentes que la de Valve y, sobre todo, que se pueden comprar a nivel general sin necesidad de haberlas reservado primero. Hemos decidido recopilar varias de estas opciones para que así puedas echarle un vistazo y, sobre todo, sepas que hay más mundo aparte de la Steam Deck.

Aya Neo 2

Le sale competencia a Steam Deck con un chip mucho más potente, así es Ayaneo 2 la consola portátil Windows 11

AYANEO

Aya Neo 2 en Amazon

La primera opción que hemos encontrado y de la cual ya habíamos hablado es la Aya Neo 2. Esta consola mira directamente a la Steam Deck y no pestañea, lo que encontramos en su interior es que el procesador es el Ryzen 7 6800U que es capaz de ofrecer 3,38 TFLOPS haciendo que tenga una potencia bastante bestial y digna de una consola portátil.

Para poner esta cifra en perspectiva, la Steam Deck se queda en 1,6 TFLOPS. Además, la Aya Neo 2 contaría con una pantalla OLED con una resolución 1.280 x 800 píxeles. En cuanto a la RAM, existe un modelo que integra hasta 16 GB de este tipo de memoria. El precio de lanzamiento será de 1.400 dólares.

GPD Win 3

Las 5 mejores alternativas a Steam Deck como consolas portátiles Windows

GPD Win 3 en Amazon

La siguiente consola en aparecer dentro de este listado es la GPD Win 3. El nombre que tiene es bastante extraño, pero estamos ante una de las consolas portátiles más compactas y potentes que existen. Además, lo más característico es el hecho de que cuenta con teclado físico y conectividad USB para expansión.

En el interior de esta consola se puede encontrar varios procesadores ya que será el usuario el que configure la consola a placer. Los procesadores que se pueden elegir son de los de 11ª generación de Intel con la gráfica Intel Xe. En cuanto a la RAM, la cantidad es de 16 GB en versión DDR4 y hasta 1 TB de almacenamiento NVMe. El precio es de 799 euros.

OneXPlayer

Las 5 mejores alternativas a Steam Deck como consolas portátiles Windows

OneXPlayer en Amazon

OneXPlayer es la siguiente consola en hacer acto de aparición. Lo que indica su nombre es bastante identificativo de lo que nos espera a nivel de potencia y diseño. Esta consola cuenta con modelos que pueden integrar tanto procesadores de AMD como de Intel. En el caso de decantarse por Intel, el elegido sería el i7-1195G7.

Eso sí, al apostar por AMD el abanico de opciones aumenta ya que cuentan con Ryzen 4800U hasta 5700U. La RAM que los acompañaría sería 16 GB y el almacenamiento puede alcanzar hasta 1 TB NVMe. La pantalla tiene un tamaño de 8,4 pulgadas con resolución 2.560 x 1.600. El precio de partida es de 999 dólares.

Aya Neo Next Advanced

Las 5 mejores alternativas a Steam Deck como consolas portátiles Windows

La cuarta consola es una versión evolucionada de la Aya Neo que vimos al principio y, de hecho, puede considerarse como uno de los modelos más interesantes a nivel general. Lo que encontramos en su interior es un procesador de AMD, el Ryzen 7 5800U junto con la gráfica integrada la AMD Radion Vega 8.

En cuanto al almacenamiento o a la RAM, lo que encontramos en este modelo de tarjeta gráfica es prácticamente el estándar del resto de modelos: 16 GB para la memoria RAM y es en el almacenamiento donde destaca por encima del resto ya que puede contar con hasta 2 TB NVMe. El precio es de 1.465 dólares.

PGS Hardcore

Las 5 mejores alternativas a Steam Deck como consolas portátiles Windows

La última consola portátil que puede integrar Windows es la PGS Hardcore. Esta consola lo contará con un interior firmado por Intel, aunque los procesadores no serán tan avanzados como los de otras consolas que hemos visto. De hecho, es la más comedida a nivel de prestaciones si la comparamos con el resto de opciones que hemos visto.

Esto se puede ver en que solo cuenta con 8 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento. No está pensada para los juegos de última generación, pero se podrá jugar a títulos interesantes y más comedidos. Su pantalla no es muy grande ya que solo tiene 5,7 pulgadas con resolución QHD. Vamos, es una consola pensada más para un usurio casual y que no busca potencia en todo momento.