Aunque existen aspectos genéticos que influyen enla inteligencia, se sabe que puede ser entrenada para mejorarla. El estudio, la lectura, las artes, el ejercicio físico, dormir las horas suficientes, desarrollan la inteligencia en los niños. Y también, los videojuegos.

The ABCD Study es el estudio más importante sobre el cerebro de los niños que se ha llevado a cabo en Estados Unidos. Según cuenta nuestro compañero Carlos Ferrer-Bonsoms en Business Insider, más de 5.000 niños de 10 a 12 años, representativos de todas las razas, etnia, sexos y nivel socioeconómico, fueron estudiados durante dos años, para analizar el desarrollo de su cerebro.

Una de las conclusiones del proyecto, es que los niños que dedicaron una media del 17% más de horas a los videojuegos, aumentaron su coeficiente intelectual en 2,5 puntos, a lo largo de los dos años del estudio.

Switch OLED

Switch OLED

Nueva versión de la consola estrella de Nintendo, ahora con pantalla de 7″ de tipo OLED, 64 GB de almacenamiento y en un nuevo color blanco.

Cómprala al mejor precio

Es un informe significativo no solo porque se centra en el desarrollo cerebral infantil, sino porque tiene en cuenta aspectos que no aparecen en otras iniciativas similares, como los genes heredados y los antecedentes socioeconómicos.

El resultado no quiere decir que los niños que juegan a videojuegos sean más inteligentes que los que no lo hacen, porque hay otras formas de desarrollar la inteligencia. Pero sí demuestra que los videojuegos ayudan en ese desarrollo intelectual.

El problema es que muchos padres que se los prohíben a sus hijos, lo hacen sin conocimiento de causa: nunca los han jugado, o no los entienden.

Cuando ven a sus hijos mirando fijamente una pantalla se creen que están enganchados, pero como cualquier gamer sabe, lo que ocurre es que estás concentrado.

Incluso videojuegos con mala fama, como Fortnite o Call of Duty, fomentan aspectos cognitivos que desarrollan la inteligencia: la capacidad de aprender de manera efectiva, pensar racionalmente, comprender ideas complejas y adaptarse a nuevas situaciones.

Pistas para saber si tu hijo es superdotado, según un experto en comportamiento

Pistas para saber si tu hijo es superdotado, según un experto en comportamiento

Cuando juegas a un videojuego no estás viendo pasivamente un vídeo, como pasa en las redes sociales o la televisión. La mente está activa, y desarrolla varias actividades de forma paralela: toma de decisiones, precisión, adaptación a nuevas situaciones, trabajo en equipo en los juegos online, buscar soluciones imaginativas, y otras tareas que la ciencia reconoce que entrenan la inteligencia.

Por supuesto, el estudio no asegura que jugar a los videojuegos desarrolle la inteligencia sí o sí. Influyen otros aspectos, como la calidad del sueño, el ejercicio físico, o las actividades intelectuales (leer, aprender, etc).

Y tampoco sugiere que se deje jugar a los niños sin límites. Los videojuegos también fomentan el sendentarismo o el cansancio ocular, por eso hay que establecer unos límites diarios.

Pero como hemos visto, cada vez más estudios dejan claro que prohibir los videojuegos a los niños, o limitarlos a solo unos minutos diarios, puede restarles opciones al desarrollo de su inteligencia.